sábado, octubre 21, 2006

La contadora

Recuerdo el resplandor del "organigrama" en el colegio
no era solo la palabra: una mezcla entre organismo y diagrama
organización y electrocardiograma, no,
me gustaba sobre todo el poder distributivo
que de ella emanaba.
¡Tener todo el diagrama de la administración!
Y pulirlo, hacerlo brillar, perfecto, abstracto
en perfecta comunión con su lenguaje.
Eso es el lenguaje para mí, también:
orden distributivo
como el sol de Sor Juana, distributivo.
Lo que se distribuye, como un tributo
pero también justa, exacta, equitativamente
con equidad, no igualdad, no todo
sino un contrapeso, una organización
que tenga en cuenta la vida, es decir,
lo imposible de organizar, es decir,

lo irracional: una convivencia.

Encontré parte de este recuerdo en mi diario íntimo. Lo transformé en poema.

5 comentarios:

cuqui dijo...

romina, no hacía falta que ordenaras el texto en versos porque ya era un poema. hay veces que uno le da una forma a algo para que sea eso y resulta que ya lo era. incluso, tal vez el formato "en versos" no sea el adecuado. hay veces que un texto poético en versos no funciona.
lo que deberías hacer es mostrarnos todo tu diario.
cuqui

checho dijo...

esta bueno la idea de organigrama, de distribucion, asi como vos organizaste la distribucion de las palabras, para construir el poema, tel vez seria conveniente, distribuirnos y organizarnos para construir ya no con palabras, si no con nuestras existencias un gran organigrama y por que no un poema.
Muy lindos los escritos.

paula trama dijo...

contános un cuento, contadora

la chica esa dijo...

fuck, me siento una tarada,,, no sé que decir que sea inteligente,, pero me gusta muucho lo que escribis!!!! y ya sé que lo puedo leer acá pero quiero un librito tuyo, y no puedo conseguir (en santa fe nada se puede conseguir),,grrrr

te dejo mi mail
capaz tenés una idea, o no ,, te lo dejo igual

agocobain@hotmail.com

Naranjada dijo...

Hola Romina...lindo blog!....y nada... establecer contacto virtual....

Mario