martes, marzo 25, 2008

anotado en sueños



placenta, musgo, salmuera, licor obnubilado de los sueños, el mal se alza en él como un cárpato al que hay que escalar, y se retira lento como sudor que resbala por un metal frío, se desliza a la tierra, comprende el ripio y el mundo, mudo los ojos para verte mejor

.

.


en mi cuaderno, hace un par de semanas

3 comentarios:

Lucía dijo...

poetasendemocracia.blogspot.com

anónimaux dijo...

que se pone?

carpatos. que palabra para el agua.

saludos

Agostina Luz dijo...

atravesadas por los sueños!!!!
ripio quedo flotando