sábado, octubre 09, 2010

nocturno


para mi madre y para mi hija

.

Clara es la noche
la voz resuena como al borde de una montaña
un eco, estar en precipicio
entender tal gnoción
más allá de las paredes que barrican
entrever un jardín adentro
una noche
como la que ilumina tu cara, Luisa.

6 comentarios:

Natalia Romero dijo...

me emocionó Rom...
bellísimo.
(tengo la piel de puntitos..)

Marimé dijo...

Gracias, Romi, por tan hermoso poema. Me ego eco de tu eco y se tu precipicio. Te acompaño, aún allí. "Love is real, real is love", says John Lennon -no el tuyo-. Es muy bello tu poema, y todas las letras.

Equipo de No Me Falles dijo...

Ha llegado la hora de conocer la verdad, por muy aterradora que resulte.

La historia ya ha comenzado.... síguela en

http://no-me-falles.blogspot.com

Alejandra Correa dijo...

Entre la madre y la hija, otra madre naciente. Sol nuevo que maravilla.

Alejandra Correa dijo...

Entre la madre y la hija, otra madre naciente. Sol nuevo que maravilla.

costa sin mar dijo...

iuiuiuiui!!!!!!!!!!

saludos