lunes, junio 19, 2006

Los saltos

Los saltos

pereza mecánica
siempre el descontento
íntima monocroma
los saltos arremeten siempre
chubascos regalones refrescantes
el clima histeriquea cotorrea
sus lamparones y aguaceros
el acero... y el salto, los rápidos
eso es la correntada
me imagino remando en un río llano
remo en círculos
acróbata no camina
mareo de tierra
planeo del hidroavión
la aventura
hollar en un milagro de la tierra
una escarpada
salto del hormigón
tratar el riesgo y la intemperie como
nuevos siempre igualmente nuevos
perece la sorpresa
se aprende la brecha y se pinza del
terreno azul mota
no hay pastilla ni veneno ni ventana
postigo del cielo azul
índigo tostado de lo veraniego
el perfecto primer instante de lo concreto
consigue lo simbólico de primera mano
ha de abandonarlo de inmediato
odia verlo perecer en la pereza
ennegrecer de óxido y de petróleo
avejentar y errar en la persistencia
el alambrado y la posesión
y la aureola, el residuo del depósito
del vaso, la transpiración
de la botella, el roce
ah, el pelo inserto en la baldosa
no hay degradé de piedras que se le parezca
a lo sumo, el estancamiento del agua
lo servido, la sopa del lago
fósiles corales

brillan en las napas.

No puedo recordar exactamente cuándo escribí éste pero fue en estos días, hará menos de una semana. Cuando estoy triste empiezo a perder la memoria y la noción del tiempo. Algo no está bien. Por suerte los blogs ponen la fecha en forma automática.

2 comentarios:

X. DUARTE ARTIGAS dijo...

ES PARA ROMINA: DOY SALTOS HACIA LA SOPA DE TU LAGO ¡PERO QUÉ DISTANTE! AUNQUE ES UNA CUESTIÓN DE CHARCOS CON ALGUNA SEQUÍA DE POR MEDIO, TÚ TAN ACCESIBLE, HABITAS EN UNA LADERA EMPINADA, LADERA LA CUAL SÍ ME RESULTA (HOY),
INACCESIBLE. A PESAR DE TODO, TE INVITO A QUE VUELVAS POR MI BLOG.
¿ES MUCHO PEDIR, QUE ME ESCRIBAS ALGO, ALGO DE TI?

Vera Simurgh dijo...

ay!