sábado, julio 22, 2006

Altas Cumbres



Querido Fidel
yo quiero creer
que los seres podemos
dedicar nuestras vidas
a vivir
no a matar
y que en ese trabajo podemos
curar, escribir, crear
y mientras vivir
no matar
y que la propaganda ha de ser
de valor
como las que John y Yoko
colgaban en Nueva York
hasta que mataron a John
y que podemos vivir
calma e intensamente
como protagonistas de la Odisea de Stanley Kubrik
en la que una misión
fallaba pero el astronauta
podía abrir su mente
al universo.

Lo escribí ayer después de escuchar los dos discursos de Fidel Castro en Córdoba. Se lo mostré a Adrián que había escuchado conmigo y nos pusimos a elegir los nombres para nuestros hijos. Hoy lo paso al blog directamente, sin previo archivo en la pc.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

por eso
te quiero
tanto


(exijo la foto de john con peluca rosa)

db dijo...

vivir y no matar...
siempre vivir y no matar


un saludo

paula trama dijo...

este poema me lo imagino leído así:
líneas impares voz de romina líneas pares romina y adrián juntos
y así ....
r: como las que john y yoko
r y a (más fuerte) : ¡colgaban en nueva york!

Anónimo dijo...

que lindo, ogra
me emociné!!!