viernes, agosto 10, 2007

ogros

Otra vez una vuelta
esto es, a los saltos, ingenuo, un regreso:
hay trabajo, hay paciencia
hay punto por punto
¿qué me representa?
todas las vueltas que doy
para lograr esto que logro
unánime
hasta ahí
el infinito siempre a un paso
ahí
todo medido, todo metido
hasta ahí, desde allá, para acá
el infinito aparece
en los goznes de ese montruo
l´ogro
medido así
articulado
esa lesión de la erosión
la úlcera
su escama y su corteza
cortedad
equilibrio que surge del corto alcance
no puede volar
no impera
las excusas, son exclusas
los huesos, remos, muletas
la carne es lo que duele
se escalda, cae.
Momia feroz, queréme.

Escribí este poema en el colectivo, volviendo de trabajar. Se lo dedico a Lucio Arrillaga y a Juan Salzano, personas en quienes pensé luego de escribirlo. Por Juan, agregué la palabra muletas, que no estaba allí en el primer impulso.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

que triteza ogra!
triste triste
ogra!!!
monstra!!

Astrid dijo...

Dedico estas letras a Lucio que quiso que leyera èstas:

Todo reducido a...
"momia feroz, querème"

el resto serà la exposicion de lo que no gusta del mostro que tì mismo reflejas.


saludos

La viuda del ciclista dijo...

todo medido/todo metido. El problema en el colectivo es que pierdo la cuenta de mis pensamientos. Me gustó mucho este poema móvil, la dedicatoria y las muletas que no estuvieron en el primer impulso, pero que ahora sostienen.

Daniel O. Requelme dijo...

Infinita ternura que emocionan y termina de emocionar con la posdata.
Felicitaciones!

Saludos

Daniel O. Requelme


www.danielrequelme.com.ar

patricia dijo...

rom
estoy en baires
quiero verte
te llamo
desde allá y desde acá siempre miro tu blog, qué bueno esto de
l ´ogro
besos grandes
patrice

ECADEQUEIROZ dijo...

que lindo esto freschi!

beso.

El muletólogo dijo...

Mil gracias por la dedicatoria, romi!
y gracias también por la propagación del bacilo muletológico... es de esperar que modifique la totalidad de nuestra osatura...
besos!
Juan